domingo, 30 de enero de 2011

LIBERTAD, SELVA BAJA 5 DIAS DE INTENSA AVENTURA




Comenzamos la ruta en una pequeña población denominada Santo Tomas.

Es un pequeño pueblo donde nos llama la atención la area de juegos para los niños, son extremadamente peligrosas, el balancín mide más de 1,65 de altura, el tobogán es un precipicio, en vez de un descenso lento, la media luna, es como una pista americana para el ejercito.

Esto, es una de las cosas que no entiendo de Perú, ellos tan pequeñitos y que hagan las cosas tan desproporcionadas.

Una vez regresamos de Santo Tomas, el Nen y yo , decidimos aprovechar mis últimos días en Peru y adentrarnos en la selva.

Lo tenemos todo preparado, ahora, solo falta hacerlo.

Nos levantamos a las 4 de la madrugada en Iquitos, con la intención de dirigirnos hasta Nauta a dos horas en colectivo y allí agarrar un barco hasta la reserva Pacaya Samira. El Sr. Manuel, nos espera para realizarnos un tour de supervivencia en la selva mas profunda.

Para nuestra desgracia cuando llegamos a Nauta, el barco no tarda un día, como nos habían informado, sino que tarda dos, y esto significa que entre ida y regreso perdemos 4 dias trayecto, y yo dispongo solo de 6 días, por lo que, nuestro preparado viaje no se puede cumplir.

Como ya estamos en Nauta, no nos damos por vencidos, y después de intentar negociar con los guías de la zona. Decidimos agarrar una Peque-peque y adentrarnos en la selva con la intención de encontrar a alguna buena persona, que nos ayude a pasar de un modo salvaje mis últimos días en Peru.

Por suerte encontramos a Jacinto Maniguari, un padre de familia numerosa, que nos brinda su experiencia a cambio de unos cuantos soles.

La ruta comienza en Libertad una pequeña comunidad al pie del rio Ucayali, de allí pasamos al rio Yarapa.

Es Lunes por la tarde, y las aves que cruzan sobre nuestras cabezas, hacen que nuestros cuellos se retuerzan de un lado al otro del rio, la palabra mira…, ala… No deja de sonar en nuestras bocas, Patos de la Selva, Garzas, Gavilanes, Teretaño, Tucanes, Papagayos. Nuestro guía sabe a qué hora salen las aves, y nosotros en ese preciso instante, sabemos que no nos hemos equivocado al contratarlo.

Al llegar a una especie de laguna, acampamos y decidimos bañarnos en el rio, le consultamos a Jacinto y a su hijo si hay algún problema en que nos bañemos alli, y el nos informa que No. Que es seguro bañarnos en la laguna.

Después de un baño poco relajante, por estar el agua marrón y muy caliente, cenamos y nos preparamos para nuestra primera salida nocturna. Vamos a ver Lagartos….!!!!

La sorpresa llega cuando nos subimos a la canoa y no habiendo recorrido 20 metros divisamos los primeros ojos brillantes que delatan la posición del Caimán, mi hermano y yo nos miramos con cara de pardillos, pues no hacia ni una hora que nos estábamos bañando allí.

Evidentemente desde ese momento cada vez que hacíamos una pregunta nos asegurábamos de que nuestra integridad física no corriera peligro, y la verdad es que en ningún momento tuvimos la sensación de ello.

Agarramos a un lagarto, “bueno lagartito” pero no por ser pequeño desmerece la dificultad de tomarlo, habilidad increíble que solo alguien que conoce a la especie es capaz de ver en esas circunstancias, una vez tomada la foto de rigor este es devuelto a su habitad, con su familiares de mayor tamaño.

Al día siguiente y después de desmontar el campamento nos adentramos en la selva para observar a los monos, hay de todos los tamaños.Los Frailes, Capuchino, Manqui, y el Musmuqui que es un mono nocturno que guarda guardia mientras los demás descansan. Tuvimos la gran suerte para nosotros y desgracia para un mono Fraile, de ver como un pájaro Teretaño cazaba a un mono para comérselo, la verdad es que fue impresionante.

Jacinto nos hizo ponernos en la piel de los animales, fue muy divertido, os imagináis a mi hermano y a mi, corriendo por la selva como gacelas desbocadas... intentando avanzar el movimiento de los monos, para tomar una foto instantanea que nunca llego. y al decir desbocados, me refiero en el sentido literal de la palabra… de verdad, analizando la situación. Cualquiera que nos viera, pensaria que eramos víctimas de un asesino en serie, no sabéis lo difícil que es correr por la selva. " sin caerse".


Por la tarde nos dirigimos a pescar Pirañas con una cañita elaborada con una ramita y un anzuelo, esto ocurrió en la quebrada de Comaseba, quebrada no apta para el baño, las pirañas son muy fáciles de pescar " si hay pirañas claro" y muy difíciles de soltar del anzuelo, tienen unos dientes muy afiladitos y cara de muy pocos amigos... en definitiva, la pesca fue la cena de la noche.

Con mi hermano llegamos a la conclusión, que los peces en Perú, son muy feos y tienen muy mala leche. Sus dientes dan miedo y sus aletas son como cuchillos, incluso comérselos es un suplicio por la cantidad de espinas .

Por la noche toca descansar, teníamos prevista una salida nocturna pero como llueve la posponemos para más adelante.

A la mañana siguiente nos dirigimos a un poblado para comprar un poco mas de agua, y allí nos muestran una anaconda “ o boa pues cada uno lo llama como quiere” que encontraron el día anterior, es en este momento donde yo paso apuros. El guía al pasarme la serpiente, recibe un mordisco de esta, y yo no la tengo bien sujeta. La serpiente lo sabe y lucha para liberarse, pero mi frialdad y las consecuencias de una mala acción, hacen que todo salga bien dentro de lo ocurrido. Es increíble la fuerza que tiene este animal, no quiero pensar con una anaconda o Boa adulta lo que podría haber ocurrido.

Regresamos a nuestro campamento no sin antes encontrar iguanas de color Verdesss, Rojasss, una culebra llamada Ajuaninga de color verde fosforito, “preciosa” y un par de Motelos cazados furtivamente.

Por la noche nos vamos a observar los insectos, la verdad es que no me apetece, pero así me servirá para sacarme la fobia a estos bicharracos. Para salir de noche tenemos que llevar el frontal, lo único que me preocupa es que si lo enciendo los insectos se abalanzaran sobre mi y eso me da pánico, es justo en ese momento cuando una frase de Jacinto hace que uno de los insectos más temidos por mi, pierda bravura para convertirse en algo cómico.

En la selva hay cucarachas gigantes y feas y yo les tengo muchaaaaa manía, pues al encender el frontal estas se dirigen a la luz instintivamente, por lo os podéis imaginar mi desesperación, al guía no se le ocurre que decirme:

Sandrita, no son cucarachas, son mariposas nocturnas, que al ver la lucecita, se acercan para apagarla con sus alitas... “frase digna de Bea”

Os podéis imaginar el descojone por mi parte, de semejante frase, lo maravilloso del caso es que cada vez que se acercaba una cucaracha, en mi cara se dibujaba una sonrisa recordando la frase.

Una vez superado esto, nos enseño a localizar las tarántulas blancas y las negras, los escorpiones, etc.… Jacinto insistía en agarrar a una, para que la pudiéramos tocar, pero tanto mi hermano como yo, no teníamos ningún interés en ello, con observarla nos basta y os garantizo que son insectos que te cautivan y te podrías estar horas mirándolos.

A la mañana siguiente andamos unas horitas “ quebrada del Águila” Jacinto nos enseña los recursos de la naturaleza, como proveernos de agua por medio de las plantas, que frutos podemos comer, y que plantas nos dan recursos medicinales, en este último caso yo decido probar un fruto que minimiza el dolor de las picadas, es como un melocotón, el guía abre el fruto y con la navaja me esparce cuidadosamente el fruto por encima de cada granito, yo con lo bruta que soy y falta de paciencia, agarro el fruto y me lo restriego por el brazo entero, pues no hay espacio sin picada de mosquito, la cara del guía es un cuadro, me dice que no me ponga más, a las dos horas mi hermano y yo entendemos el por qué no me deja ponerme más fruto por la piel, mi piel se está tiñendo de un azul oscuro y no creo que en menos de 20 días se borre.

Las risas del guía y de mi hermano resuenan por la selva y a mí no me queda más que resignarme y esperar que al pasar la frontera no me pongan en cuarentena por tener algo contagioso, ya que de verdad parece que me hayan pegado una paliza.

Por desgracia la excursión se acaba, no sin antes enseñarnos como recolectar el caucho, profesión que en tiempo de antaño, sego la vida de muchas personas, de recuerdo una pelotita que me llevo a España con cariño.

El regreso a Nauta es con una Peque, Peque, parecemos gitanos, sucios, pero felices, aún así somos capaces de disfrutar de una ultima vista.

La unión de los tres ríos, El Ucayali, el Marañón y el Amazonas, es increible.

Se acaban mis vacaciones y no me queda otra que regresar a España. Para mi esta ultima aventura, a sido la guinda a un pastel que nunca me imagine comer.

Lo unico que me queda por decir es; GRACIAS, a todas aquellas personas que me brindaron sus casas, su amistad, o simplemente su compañia.

Dudo que algún dia pueda compensar todo lo que fueron capaces de darme sin pedir nada a cambio.

Con estas palabras cierro esta blog de momento, teniendo muy claro, que hoy no me apetece regresar a España, y que no se lo que me deparara el futuro.

Posiblemente mi etapa en el Sobrarbe este finalizando, y una de las cosas que me enseño el Peru, es que no se nada, y que me queda mucho por aprender... y la verdad es que tengo ganas de aprender.

Gracias a todos por estar ahí!!! hasta la proxima.

viernes, 21 de enero de 2011

Dos dias de paseo por la Selva "no Virgen"


Toda la gente me comenta que tengo que visitar un pueblo llamado Barrio Florido que tiene un parque llamado Pedrito, este es mi siguiente destino.

Para recuperar fuerzas después de la travesía de 6 días en barco y para llegar al parque, me tengo que subir a una pequeña embarcación durante 40 minutos, el pueblo esta cerca de Iquitos por el rio Nanay.

Para dar un poco de emoción al trayecto, el timón de la embarcación se estropea, y no sigue las ordenes del capitan, uno de los pasajeros toma el mando desde el fondo de la barca para retomar el camino perdido, de modo lento y con la tecnología Pica Piedra llego a mi ansiado destino. Salto de la barca y comienzo a disfrutar del paseo, no sin antes, acordar el regreso a los 45 minutos. “más vale barco roto que día perdido”.

En este pueblo voy a visitar una zona en la que se crían lagartos. Al comprar el ticket de acceso, no te dan una entrada, si no una bolsita de pescado para que alimentes los Paiches "peces henormes" que se amotinan al ver un turista.

La verdad que entre las historias que te cuentan los lugareñosm y la seguridad del recinto... Uno sale del parque pensando que los ríos tienen lagartos por que se escaparon del parque Pedrito.

llego a Iquitos, y me preparo la bolsa, me voy dos días por la selva, no es zona virgen, pero si selva, la intención es ir en el barco de Radek hasta un pueblo llamado Progreso "el nombre tiene delito..", que se encuentra dentro de la Quebrada Shihua “en el rio Momon,” después tomaremos un peque-peque “es una canoa, con una minipimer gigante como motor “ para continuar hasta Nuevo Primavera y bajar andando hasta Fray Martin a la mañana siguiente.

Por desgracia el nivel del agua no nos permite llegar con nuestro barco al destino deseado, y nos cuesta un montón conseguir un peque-peque para continuar el trayecto, no nos queda más remedio que realizar el camino andando. Lo que indica tener que abandonar la mitad de la carga, para sufrir cuatro calurosas horas en nuestros pies.

El trayecto es precioso, una mariposa llamada Helena, nos acompaña con su majestuoso vuelo, es de color azul y es imposible de fotografiar hay de todos los colores y junto con los pájaros y los monos, se sienten cómplices de nuestra aventura, incluso en algún momento parecen reírse de nosotros.

Lo bueno de este trayecto a pie, es que al pasar por las aldeas los lugareños nos invitan a probar sus bebidas caseras, la gran mayoría están fermentadas y saben fatal, pero te ponen las pilas para seguir andando.
"La bebida pricipal se llama Masato y lo mata to,to,to..."

Por el camino Nelson me comenta las andanzas de cuando él era pequeño, y su abuelo lo instruía en la selva. Desde un insecto "ver foto..." que se utiliza para blanquear los dientes de los niños por su acido.

Hasta las andanzas de la Sepierte Shushupe, que ronca como las personas y tiene muy mal despertar, me comenta que hace la siesta hacia la una del mediodía " como mi hermano" y es en ese momento cuando se puede matar " a mi hermano no..."

En la entrada del pueblo, los aldeanos acaban de matar a una serpiente llamada Jergón, me insisten en que la agarre, pero la verdad.. Es que aunque me consta que está muerta. Su piel aun se mueve y no me hace pizca de gracia, ya que es mortal y no creo que pudiera andar 4 horas más, antes de llegar al hospital. "Las risas a mi consta están garantizadas" la pobre serpiente aun tiene la tripa pesada del ratón que le tenía que dar el alimento, y lo único que le dio fue la muerte.

Dormimos en el suelo de la casa de uno de los habitantes de la aldea, y degustamos su comida...,al final regresamos a la civilización después de retornar el camino navegado y andado. Sin olvidar el diluvio sufrido, que causo la rotura del techo del barco por las ramas desprendidas de los arboles.

No vamos a dormir temprano, y que mi hermanito llega al día siguiente.

La verdad es que estoy muy nerviosa e ilusionada por ver al Nen, me apetece tomarme una cervecita con el, y hablar de nuestras cosas y sobre todo poderlo abrazar, tanta son las ganas.. que le preparo un letrerito para recibirlo en el Aeropuerto, está claro que cuando lo veo llegar tan grandote y con esa cara de felicidad, mis sentimientos me desbordan y nos fundimos en un abrazo "envidia de todos los que nos ven". “me siento tan orgullosa de el”

Después de varias horas de hablar, decidimos salir al día siguiente a la isla de los monos , como no lo tenemos claro decidimos otro lugar alternativo por si las moscas, al final acabamos en la isla de las mariposas, para conseguí alguna fotografía de esa belleza que no pude retratar en el momento pero que me enamoro “ y eso que es azul y no es mi color favorito para nada”.

Me voy a la ducha que esta noche promete… ya os contare o no…??

domingo, 16 de enero de 2011

A los 6 dias sin ducharme me salen Rastas, demostrado en un crucero por el Amazonas


Radek tiene reunión con sus chicos, para que se realice con más ganas y fuerzas, la programan  en una población que se llama Santa Clara,  Está muy cerca de Iquitos pero la única manera de llegar es por el rio Nanay.

Una vez llegamos a destino toca zafarrancho de combate,  como cuando quedamos con Cruz Roja Sobrarbe, pero con el centro de reunion de Radek.
El entorno es fantástico y las vistas de Santa Clara son geniales, esta noche dormiremos allí y tengo el propósito de hacerlo en la hamaca para poder contemplar la salida del  Sol.

Comparto terraza con las gallinas, perros pulgosos, mejor dicho muy pulgosos  y escarabajos gigantes, “claro que estos últimos no sabía que existían, sino de que me quedo dormida “la noche es interesante, ruidos, ojos que brillan, y una placentera cama apta para un par de horas pero no más. Es el primer día que tengo dificultad para agarrar el sueño,” pero el esfuerzo, creo, que tendrá una buena recompensa”, sé,  que  ver nacer el sol en esas circunstancias, ha de ser muy especial. Al final consigo dormir un poco,  pero cuando me  despierto, el sol ya ha salido, se ha tomado su café y está sonriendo con su fuerza y gracia habitual.

Pasamos la mañana esperando que alguna barca, canoa  o instrumento flotante nos acerque a Iquitos, es muy curioso hacer autostop a la orilla del rio. Como es de esperar,  todas las embarcaciones tienen el destino contrario al nuestro.

Cuando al final llegamos a Iquitos, le muestro mis inquietudes a Radek, “me apetece saber cómo  se mueve la gente de Iquitos,  y a este, me refiero a Radek”. Le faltan patas para embarcarme en un barco de mercancías destino frontera de Brasil, Colombia. En definitiva 6 días de barco compartiendo espacio con personas, y animales, sin poder decir a día de hoy,  quien de entre esos dos grupos es más educado.

El trayecto es brutal, el barco tiene capacidad para 240 personas, no puedo decir cuántas hay, lo único que sé,  es que no se cumple la normativa. Como  animales lo primero que tienes que hacer al embarcar,  es marcar tu territorio, cada uno planta su hamaca como perro en celo, y  hasta que no se pone en marcha el barco, ladras a quien se atreva a reducir tu espacio.

El resultado de esta acción,  es el pie del vecino en tu cabeza, la gallina debajo de la hamaca, y los niños saltando de una cama a otra sin mirar si están ocupadas.  Por no hablar del baño “baño de Barco”,  donde uno, desea ser  hombre, donde uno,  no bebe agua para evitar hacer pipí. Y donde uno no se plantea hacer otras cosas, “gracias a Dios la dieta del arroz ayuda a superar esta situación”. Por ese motivo, y por el agua utilizada en el barco, agua directa del rio,  que por momentos es negra, marrón, roja, es decir todos los colores menos transparente,  yo,  decidí ducharme con la lluvia, sé  que esta agua, no es muy diferente a la del rio, pero  me reconforta el pensar que hay partículas que no se pueden evaporar y seguro que es más  limpia.

La única desgracia es que en esos días no llovió mucho, por lo que no llegue a lavarme el pelo, cosa que hace que confirme que a los 6 días, mi pelo tiene Rastras naturales  "muy bonitas por cierto",  pero también notaba la necesitada de rascarme la cabeza y mi único pensamiento era que con semejante jauría alrededor, los piojos estarían garantizados. Al final fue una falsa alarma, que se arregló en el momento que pase por la ducha durante un buen rato, remojando mi piel hasta conseguir ser blanca.

De la experiencia de esta pequeña aventura me quedo con el compartir mamo a mano las inquietudes de los que me rodeaban y con estos pequeños detalles:


*Nadie se aprendió mi nombre, pues todos me llamaban España. “hasta la policía portuaria.”

*Que el contrabando es la orden del día del barco, y el soborno  a la Policía es generalizado.

*Un pequeño accidente de moto en Colombia, donde el taxista no pudo esquivar a  otra moto. “ningún rasguño, solo un susto  ya que salte de la moto y no me agarro la pierna”.  P.d  en Perú, Colombia, Brasil, circulan a velocidad agrícola.

*Lo último y más duro de sentir, es que si alguien se cae al agua, hombre, mujer, o niño,  el barco no se detiene.  Pero si es capaz de modificar el rumbo y esperar un par de horas, para cargar mercancía extraoficialmente.

La verdad es que me alegro que Radek me facturara en este barco.  Lo que si descubrí, " y que nadie lo mal interprete" Es que de los ríos que conozco en España, para mi, no dejan de ser pequeñas quebradas comparadas con la Serpiente Dorada, llamado Amazonas.

P.d.
Mi hermanito ya esta en Peru y también tiene su blog aquí paso la dirección para quien le interese,  la verdad es que es un poeta.
franciscocapdevila.blogspot.com

sábado, 8 de enero de 2011

La gran Serpiente del rio Amazonas supera mis espectativas

No se como expresar lo que siento, el río Amazonas es como una serpiente que devora la tierra con gracia.

Tengo la gran suerte de que Radek vive en el cruce del río Nanay y el Amazonas en la población de Iquitos, y me muestra con detalle todos los rincones dulces y amargos de esta ciudad.

La ciudad de Iquitos es realmente especial, su gente es autentica y su orden esta sujeto al mas caótico desorden, un ejemplo son las casas flotantes que ayudan al lugareño a adaptarse al río, y esa combinación no lógica para nosotros, es lo que a ellos les ayuda a poder vivir durante la mitad del año rodeados de agua.

En la ciudad casi no se ven coches, pero si multitud de motocicletas de la marca Honda, que tiene sede en Iquitos, el servicio publico se rige por autobuses que circulan por las dos únicas vías que hay, aunque son muy precarios, superan con cruces en encanto, a los de Lima.

Los mercados son Sucios y tal y como el día avanza se detecta la putrefacción de los alimentos, es el chivato ideal para saber que pescado fue congelado sin vaciar las tripas, es la manera de poderlo vender como fresco pasados varios días de la captura.

Una de las cosas que mas me llamo la atención es uno de los plato de la zona, un gusanito con el tamaño de un plátano, denominado “Suri”. No se como lo haré, pero intentare por todos los medios no comerlo. “y eso que esto abierta a todo, Jesus Montaño..,“.

Rectificacion: el gusano no era tan grande si no que era una brocheta de varios gusanos. " lo que hace la mente".

En esta ciudad hace mucha calor, aunque según Radek hace frio, el único habitante activo en esta zona, es el mosquito, insecto incapaz de dar dos minutos de tregua a una turista, la verdad es que parezco un Ferrero Roccher y os prometo que no es por el moreno.

Radek me enseño un local que da enfrente de los ríos Nanay y Amazonas, es una casa flotante ubicada en el mejor punto logístico de río, su vista es espectacular y su cerveza también, en este bar se puede observar el trafico acuático. “ Es como la carretera de la Fueva el día de los carnavales”. Barcos petroleros, lanchas, canoas, caonitas y aviones, en este río tiene cabida todo lo que por un momento pueda flotar, no importa el tamaño, es increíble observar ese caos mientras los bufeos o delfines esquivan las embarcaciones por llamarlas de algún modo.

Visitamos también, un parque zoológico, donde hay especies autóctonas. No voy a entrar en detalles de los animales tan raros que tienen, pero en definitiva me quedo con la Boa, Anaconda, y con un mono colorado, que parece que no conoce la crema bronceadora “me recuerdan a los ingleses el la costa de Salou”.

Estoy contenta de estar aquí mañana salimos a Santa Clara y pasaremos la noche allí.

jueves, 6 de enero de 2011

Si los reyes magos van para Belen yo voy para Iquitos

Pensé que no escribiría hasta llegar a Iquitos, pero la verdad es que es imposible no narrar todo lo que me esta ocurriendo.

Llegue a Arequipa, y me esperaron con los brazos abiertos, he tenido mucha suerte de encontrarme con gente tan noble, como los del Kurapa. El domingo por la mañana me llevaron a visitar el Parque Selva Alegre, es el día que se fomenta la unidad familiar, y allí me comí un plato buñuelos Arequipeños elaborados por la tía de Ana "buneisimos", después de un paseo grato, y de reírme con los múltiples grupos de teatro de calle gratuitos para la gente humilde del pueblo, me llevaron a un restaurante Campestre "Cecilia", que es un espacio donde toca una orquesta con musica Peruana y millones de mesas, con familias enteras riendo y bebiendo sin compromiso, " seria como un combinado de boda y feria de abril en España".

Al día siguiente y después de intentar marchar para Lima sin éxito, decidimos conocer la parte costera de Arequipa, Mollendo y el Puerto de Mataran, no deja de demostrar que el pacifico es para gente valiente, mucho temple, tiene que tener una persona, para entrar en unas olas que triplican el tamaño de un ser humano.

Ese mismo día y después de varias tentaciones, consigo adquirir el billete para Lima. Jianni y Lilian me esperan para cenar y copear en el barrio de Barranco. un barrio bohemico, "donde Charo una amiga de la doctora Lourdes de Boltaña, regenta un Bar que se llama La Noche, me da la bienvenida de una forma muy especial". Donde la noche finaliza con anécdotas y felizmente

Hoy día 5 de Enero me mentalizo para irme a Iquitos tengo muchas ganas, al prepararme la mochila observo que no tengo ropa ligera para esa zona, donde tendré mucha calor, Lilian y yo, vamos de compras por Lima, después de probarme faldas como tops y de realizar mil apaños para encontrar algo acorde con mi gran tamaño, consigo vestirme "de colores", evidentemente en Perú me atreveré a llevar dicha ropa, pero ni loca, en la zona en la cual vivo.

Despues de estas andanzas me voy a dormir, que los reyes estan apunto de llegar y espero que me traigan un sueño cumplido.

sábado, 1 de enero de 2011

La Isla del Sol " Titicaca " en Bolivia , un paraiso donde me gustaria vivir

Después del fatídico día de los santos inocentes “28 de diciembre”, procedo a visitar el Valle Sagrado, una ruta que el destino se empeño en que yo no hiciera, es mi último día en Cuzco y el autobús se olvida de mi, a la hora de recogerme para la ruta, cuando ya están a mas de una hora de camino, consigo unirme al grupo, con la desaprobación del guía, “el día no se presenta de lo más interesante”, pero poco a poco el guía baja del burro y acaba pidiéndome disculpas por su comportamiento. Disculpas que yo acepto evidentemente, pero no sin antes dar mi hoja de descargo.
La visita al final resulta de lo más interesante, este nos marca como diferenciar las construcciones Incas, de las Pre incas, nos insiste en que tenemos que entender que los Incas construían en armonía con la tierra, y que por ese motivo las terrazas de cultivo se realizaban en las zonas más llanas y cómodas de la montaña, y las casas y los cementerios, se construían en la piedra de la montaña “lugar no fértil para cultivar”.
Después de esta visita, agarro un autobús hacia el Titicaca, lugar donde tengo previsto pasar el fin de año.

No han pasado ni dos minutos en la estación de autobuses de Puno, que me doy cuenta que no me apetece quedarme allí, no me gusta “ y eso que no he salido de la estación”, sin pensármelo ya estoy subida otra vez en un autobús destino Copacabana “Bolivia” con la intención de pasar allí la entrada del año. Cuando llego a Copacabana comienzo mi ruta turística, me subo un barco: “medio de tranporte aquatico, no seguro, donde sus pasajeros se desatan los cordones de los zapatos por si hay que salir nadando.”, para visitar la Isla del Sol, Isla de la cual no tendré valor a abandonar antes del 2011. Es una Isla peculiar donde está regida por tres comunidades distintas y que cada una cobra sus tasas de paso, Parte Norte 10 Bolivianos, Parte Sur 5 Bolivianos y Parte Central 5 Bolivianos lo curioso es que todos los habitantes pueden cobrarte el tributo por lo que te pasas el día con el boleto de pago en los dientes enseñándoselo a quien te lo pida, la Isla se puede recorrer de parte Sur a Norte en tres horas y es preciosa, allí conocí a unos Hipes franceses, a otros Argentinos y a una parejita de Gallegos la mar de salados, la verdad es que es como si todos los turistas de la isla fuéramos una gran familia. y así como en familia nos quedamos dos días para celebrar la entrada de año.

El día uno de Enero de 2011 salimos de la Isla del sol para pasar otra vez a Peru, no sin alucinar pues el boleto del barco duplica el precio para abandonar la Isla, y como no puedes regresar nadando no te queda otra que pagar.
ahora me encuentro en Arequipa para acercarme al norte de Peru, ya que mi próximo destino que será Iquitos.