sábado, 1 de enero de 2011

La Isla del Sol " Titicaca " en Bolivia , un paraiso donde me gustaria vivir

Después del fatídico día de los santos inocentes “28 de diciembre”, procedo a visitar el Valle Sagrado, una ruta que el destino se empeño en que yo no hiciera, es mi último día en Cuzco y el autobús se olvida de mi, a la hora de recogerme para la ruta, cuando ya están a mas de una hora de camino, consigo unirme al grupo, con la desaprobación del guía, “el día no se presenta de lo más interesante”, pero poco a poco el guía baja del burro y acaba pidiéndome disculpas por su comportamiento. Disculpas que yo acepto evidentemente, pero no sin antes dar mi hoja de descargo.
La visita al final resulta de lo más interesante, este nos marca como diferenciar las construcciones Incas, de las Pre incas, nos insiste en que tenemos que entender que los Incas construían en armonía con la tierra, y que por ese motivo las terrazas de cultivo se realizaban en las zonas más llanas y cómodas de la montaña, y las casas y los cementerios, se construían en la piedra de la montaña “lugar no fértil para cultivar”.
Después de esta visita, agarro un autobús hacia el Titicaca, lugar donde tengo previsto pasar el fin de año.

No han pasado ni dos minutos en la estación de autobuses de Puno, que me doy cuenta que no me apetece quedarme allí, no me gusta “ y eso que no he salido de la estación”, sin pensármelo ya estoy subida otra vez en un autobús destino Copacabana “Bolivia” con la intención de pasar allí la entrada del año. Cuando llego a Copacabana comienzo mi ruta turística, me subo un barco: “medio de tranporte aquatico, no seguro, donde sus pasajeros se desatan los cordones de los zapatos por si hay que salir nadando.”, para visitar la Isla del Sol, Isla de la cual no tendré valor a abandonar antes del 2011. Es una Isla peculiar donde está regida por tres comunidades distintas y que cada una cobra sus tasas de paso, Parte Norte 10 Bolivianos, Parte Sur 5 Bolivianos y Parte Central 5 Bolivianos lo curioso es que todos los habitantes pueden cobrarte el tributo por lo que te pasas el día con el boleto de pago en los dientes enseñándoselo a quien te lo pida, la Isla se puede recorrer de parte Sur a Norte en tres horas y es preciosa, allí conocí a unos Hipes franceses, a otros Argentinos y a una parejita de Gallegos la mar de salados, la verdad es que es como si todos los turistas de la isla fuéramos una gran familia. y así como en familia nos quedamos dos días para celebrar la entrada de año.

El día uno de Enero de 2011 salimos de la Isla del sol para pasar otra vez a Peru, no sin alucinar pues el boleto del barco duplica el precio para abandonar la Isla, y como no puedes regresar nadando no te queda otra que pagar.
ahora me encuentro en Arequipa para acercarme al norte de Peru, ya que mi próximo destino que será Iquitos.

3 comentarios:

  1. hola Sandra!

    Feliz año guapa! ya me he puesto al dia en el blog de todas tus aventuras, aunque tendrás que contarmelas de viva voz cuando vuelvas ya que creo que no me he enterado bien bien de todo. en fin, el caso es que estás bien y que al final has podido llegar a todos los sitios que has querido jeje.

    Aqui todo bien, al final no fuimos a Boltaña para fin de año, sino a Albalete de Cinca, a la casa de unos amigos de Jesus. he estado de vacaciones estos días, por eso no te he felicitado antes el año nuevo (estaba des-internetizada).

    Pues nada guapa, que sigas peleandote con los guias, barcos, llamas y demas fauna local jeje. estos pequeños inconvenientes tambien son parte del viaje...

    un beso, hasta pronto

    ResponderEliminar
  2. Feliz Año Princesa!!! muy feliz año para tí...

    ResponderEliminar
  3. Jo, Sandra, cómo te lo estás pasando... qué envidia y qué alegría leerte tan feliz, sigue disfrutando y contándonos lo que te está pasando.
    Muchos besos y abrazos de los que te siguen desde Jaca.

    ResponderEliminar